La extinción de los insectos

El saltamontes Eulophophyllum kirki en su habitat en el Valle de Danum, Malasia. Peter Kirk

Se estima que existen unos 5.5 millones de especies de insectos distintas en nuestro planeta aunque muchas ni siquiera se hayan podido llegar a clasificar, posiblemente muchas de ellas se estén extinguiendo sin que hallamos llegado a conocerlas.

En un ecosistema todos los eslabones son importantes y directa o indirectamente la degradación o pérdida de uno de estos eslabones tiene un efecto sobre todos los demás. Queramos o no saberlo, el ser humano es el causante del actual declive y extinción de las poblaciones de insectos.

Pero, ¿qué es un insecto? De manera sencilla, la clase insecta se puede definir como un invertebrado artrópodo (poseen esqueleto externo con apéndices articulados), hexápodo (tres pares de patas), de pequeño tamaño, con un par de antenas y el cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen. La respiración, en general, la realizan por tubos traqueales. Se clasifica en 10 ordenes: odonatos (libélulas, caballitos del diablo), ortópteros (grillos, saltamontes), lepidópteros (polillas, mariposas), dípteros (moscas, mosquitos), dictiópteros (cucarachas, termitas, mantis), ftirápteros (piojos), sifonápteros (pulgas), hemípteros (chinches, pulgones, cigarras),coleópteros (escarabajos, mariquitas) e himenópteros (abejas, avispas, hormigas). 

¿Por qué desaparecen los insectos?

A continuación se presentan algunos de las causas mencionadas en el artículo “Scientists’ warning to humanity on insect extinctions” publicado en “Biological Conservation”, 2020.

rdida y fragmentación del hábitat

Los principales procesos asociados a ésta pérdida de hábitat son la deforestación, expansión de la agricultura y la urbanización. Esta pérdida de hábitat suele estar acompañada de la fragmentación del mismo, lo que conlleva una pérdida de conectividad. Muchas especies requiere que exista una red de parches que estén próximos entre sí y sean suficientemente grandes para poder mantener sus poblaciones viables. El aislamiento o la disminución del tamaño del hábitat puede acabar desembocando en la extinción de especies.

Contaminación

Los pesticidas son un factor clave en el declive de los insectos, debido a su uso intensivo, afectándolos por toxicidad directa o debido a efectos sub-letales. La contaminación industrial (contamianción del aire, químicos procedentes de fábricas y metales pesados) también causa el declive de sus poblaciones.

Aldedor del 41% de los invertebrados de agua dulce están amenazados según la Lista Roja de la UICN debido a la contaminación del agua. La evacuación de aguas residuales, industriales y provenientes de la agricultura y de las ciudades ciudades son las principales causas.

Los insectos nocturnos son especialmente vulnerables a cambios en los ciclos de luz/oscuridad. La contaminación lumínica afecta a los insectos que usan la luz natural para orientarse y comunicarse (ej:bioluminiscencia).

Cambio climático

La complejidad del cambio climático no solo incluye un aumento de la temperatura, también conlleva a los seres vivos a llevar a cabo una gran cantidad de respuestas ecológicas hacia cambios medioambientales, incluyendo: cambios en los rangos de distribución de especies, cambios fenológicos, nuevas interacciones entre especies que antes se encontraban aisladas, extinciones etc. Por ejemplo: algunas mariposas emergen demasiado pronto de las pupas, incluso antes de que las flores de las que obtienen el néctar hayan florecido.

¿Qué pasa si desaparecen?

Se ha estudiado que existe un declive generalizado en la abundancia de insectos a nivel global, lo que está acompañado de la progresiva extinción de otras especies. La biomasa es una medida de la cantidad de energía que circula por un nivel trófico. Si esta biomasa se reduce, afectaría a la funcionalidad del ecosistema, la interacción entre especies (como la polinización), la resiliencia frente a perturbaciones y a los servicios ecosistémicos de los que se beneficia el ser humano.

Los insectos constituyen la mayor rama del árbol de la vida representando cerca de 480 millones de años de evolución. Preservar esta diversidad filogenética es crucial para proteger la trayectoria evolutiva del grupo taxonómico mas exitoso de nuestro planeta y mejorar las decisiones de gestión y conservación.

Dependemos de los insectos. Este grupo animal contribuye a la estructura y fertilidad del suelo, gran cantidad de ellos proporcionan productos médicos o industriales y mas de 2000 especies son usadas como alimento. En agroecosistemas llevan a cabo la polinización, eliminación de plagas, dispersión de semillas y descomposición de materia orgánica. Los servicios ecosistémicos que nos proporcionan los insectos se podrían traducir en un valor económico de 235-577 $ al año a nivel global.

Recuerda que todas las especies tienen valor, intentemos convivir con ellas y alterar lo menos posible su ecosistema.

Hay mucha información sobre este tema y muchas investigaciones científicas que tratan de promover alternativas para conservar a los insectos, como por ejemplo: “Solutions for humanity on how to conserve insects” https://doi.org/10.1016/j.biocon.2020.108427

Fuente: Cardoso, P., Barton, P. S., Birkhofer, K., Chichorro, F., Deacon, C., Fartmann, T., … Samways, M. J. (2020). Scientists ’ warning to humanity on insect extinctions. Biological Conservation, 242. https://doi.org/10.1016/j.biocon.2020.108426

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s