Efecto de los gatos domésticos en el ecosistema

¿Por qué los gatos domésticos están incluidos entre las 100 peores especies invasoras del mundo?

Las evidencias paleontológicas de la existencia de gatos domesticados (Felis catus) se puede remontar hasta 9500 -7500 años a. C, siendo el gato montés africano (Felis silvestris lybica), una subespecie salvaje que se encuentra en el norte de África y Oriente Medio, su antepasado más cercano. Con la aparición de la agricultura y los asentamientos humanos, la relación del ser humano con otras especies de animales también fue cambiando, probablemente los primeros gatos salvajes se acercasen a las personas atraídos por el aumento de roedores que iban en busca de grano a los campos de cultivo.

Actualmente, el aumento demográfico del ser humano y la popularidad de los gatos como mascotas, han hecho de estos animales unos excelentes compañeros de vida pero también una amenaza para la conservación de la biodiversidad.

Dependiendo del grado de libertad y familiaridad que los gatos tengan con el ser humano se pueden clasificar como:

  • Gatos de interior: mascotas que tienen dueño/a y pasan todo el tiempo dentro de casa.
  • Gatos en libertad: mascotas que tienen dueño/a y por lo tanto están habituados a los humanos, pero pasan parte o todo el tiempo al aire libre.
  • Gatos salvajes: animales sin dueño que viven enteramente al aire libre. No son sociables con las personas, pero descienden de gatos domésticos.

Hay que tener en cuenta que una gata puede alcanzar la madurez sexual a los seis meses de edad y producir hasta 3 camadas al año de entre 2 y 4 crías por camada. En gatos de interior esto puede desembocar en el abandono de animales y en el caso de gatos en libertad o salvajes un aumento en la depredación. Todos los gatos son carnívoros y aunque estén bien alimentados, si tienen la oportunidad de cazar van a hacerlo. Un estudio publicado en 2013 estimó que los gatos domésticos pueden llegar a cazar entre 1.3 – 4 billones de pájaros y 6.3 – 22.3 billones de mamíferos al año en Estados Unidos (2).

El mayor efecto directo que tienen los gatos en la vida salvaje es causado por la depredación. Esto se debe a sus altas densidades poblacionales, su amplia distribución, su fuerte instinto cazador y su dieta oportunista que incluye todo tipo de animales, desde aves y mamíferos hasta peces y mariposas. Por otro lado, un efecto indirecto producido por los gatos domésticos en sus presas se produce debido al estrés causado por el miedo. La presencia de estos depredadores puede alterar el comportamiento de otros seres vivos, por ejemplo un ave que al sentirse amenazada reduce el aporte de alimento a sus polluelos. Otro impacto indirecto se debería a la competitividad, que se produce cuando los gatos domésticos explotan los mismos recursos y territorio que otras especies. Por ejemplo, los ratones de los que se alimente un gato no podrán ser alimento de un halcón. Además son portadores de enfermedades como la rabia, la toxoplasmosis o la leucemia felina que pueden ser transmitidas a otros vertebrados. Por último, pueden llegar a producirse hibridaciones que desencadene la perdida de especies nativas (3).

Las especies domesticas deberían considerarse como especies invasoras cuando existen poblaciones en libertad en la naturaleza fuera de su rango nativo de distribución. La presencia de animales domesticos en libertad puede alterar los ecosistemas. Los impactos pueden producirse debido a la alteración del hábitat, predación de fauna atóctona, hibridación con otras especies y transmisión de enfermedades.

Se estima que existen en el mundo entre 600 millones y 1 billón de gatos (mascotas, abandonados o salvajes) distribuidos por todos los continentes excepto en la Antártida. Un estudio realizado en Italia (4) demuestra que los gatos salvajes son responsables del declive de especies protegidas, de gran cantidad de aves, mamíferos, anfibios y reptiles.

La cuenca mediterránea es reconocida como un punto caliente de biodiversidad, esto es debido a que alberga de 15.000 a 25.000 especies de plantas, el 60% de las cuales son exclusivas de la región y alrededor de un tercio de la fauna mediterránea es endémica. Los análisis realizados demostraron que al menos 207 especies de diferente tamaño y grupo taxonómico pueden ser cazadas de forma activa por los gatos. De estas especies 30 de ellas están catalogadas como “Amenazadas” y más del 75% se catalogan como “Preocupación menor”, siendo estas últimas las más aundantes y más accesibles para los gatos que actúan como depredadores oportunistas. El problema no solo se debe a una caza directa de los gatos sobre otras especies si no la desaparición de estas presas para sus predadores naturales lo que puede llegar a un desequilibrio de la cadena trófica.

Es importante que se comiencen a regularizar y controlar la adquisición de mascotas y sancionar su liberación al medio natural. Son nuestra responsabilidad y por ello su efecto en el ecosistema también lo es. Debemos darnos cuenta de que todo ser vivo no autóctono causa efectos en el medio en el que se encuentra.

Recuerda:

Mantener a tu gato en casa

No alimentar gatos callejeros o salvajes

Esterilizar a tus mascotas

Informarte del efecto que tiene tu mascota sobre otras especies de animales.

Referencias:

[1] Loss, S. R., Will, T., & Marra, P. P. 2013. The impact of free-ranging domestic cats on wildlife in the United States. Nature Communications 4: 1396

[2] Effects of an Invasive Species: Domestic Cats. (2017). The Wildlife Society, 2. https://wildlife.org/wp-content/uploads/2014/05/Feral-Cats.pdf

[3] Trouwborst, A., McCormack, P. C., & Martínez Camacho, E. (2020). Domestic cats and their impacts on biodiversity: A blind spot in the application of nature conservation law. People and Nature, 2(1), 235–250. https://doi.org/10.1002/pan3.10073

[4] Andreone, F., Amori, G., Giuseppe Bogliani, I., Mori, E., Menchetti, M., Camporesi, A., … Girardello, M. (2019). License to Kill? Domestic Cats Affect a Wide Range of Native Fauna in a Highly Biodiverse Mediterranean Country. Frontiers in Ecology and Evolution | Www.Frontiersin.Org, 7, 477. https://doi.org/10.3389/fevo.2019.00477

¿Por qué el Mediterráneo es un “hotspot” : https://www.iucn.org/sites/dev/files/import/downloads/el_mediterraneo_un_punto_caliente_de_biodiversidad_amenazado.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s